Un Mega Regulador, Nuevos Servicios Y Un Centro De Pago Internacional Entre Los Cambios A La Plataforma Financiera De Panamá

En los últimos años, Panamá ha visto que su plataforma de servicios internacionales ha sido duramente cuestionada, como el caso de los mal llamados Panama Papers, la Lista Gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (de la que se logró salir) y por las presiones de organismos como la OCDE, que llevaron a una serie de cambios.

Ahora el país está llevando a cabo un estudio para evaluar la conveniencia o no de incorporar nuevos componentes a la plataforma de servicios financieros internacionales que le permitan potenciarla ajustándolos  a las nuevas exigencias mundiales y también revisar e incorporar normas, con lo que esperan no abandonar el negocio, pero mejorando y resguardando su reputación internacional.

Hasta el momento, se han determinado once puntos, pero se analiza la viabilidad de cuáles incorporar y cuándo hacerlo.

Dentro del estudio, la propuesta de las reformas podría incluir la incorporación de nuevos servicios a la banca privada, como family offices, y sociedades de gestión familiar. Además, se contempla la creación de un centro de pago internacional que se abra a las opciones de conexión y ejecución de la compensación internacional de transacciones.

Igualmente, se analiza, una vez más, reformas a las autoridades de supervisión con la introducción del modelo de un “mega regulador” que esté integrado por los supervisores de banca, seguros y valores.

La propuesta incluye la creación de una agencia o dirección que promueva la plataforma de servicios financieros del país en otras jurisdicciones.

“La intención del esfuerzo es relanzar la plataforma de servicios legales y financieros de Panamá, que ha sido un pilar de crecimiento, y queremos que lo siga siendo, a la vez que capturar esas oportunidades de un sistema de transparencia donde hay que compartir la información”, dijo Dulcidio De La Guardia, ministro de Economía y Finanzas de Panamá (MEF).

De La Guardia aclaró que no se trata de eliminar las sociedades anónimas, porque siempre van a ser necesarios los vehículos jurídicos, sino de ver cuáles son las reglas del juego y cómo Panamá puede potenciar esas nuevas reglas ofreciendo y potenciando su plataforma de servicios legales y financieros.

Los avances de la propuesta fueron presentados por el jefe de Gabinete del MEF, Ricardo Zubieta, durante el foro “Widening the Pathways to Open Societies”, organizado por la firma Goethals Consulting.

Zubieta explicó a los presentes que el estudio lo está realizando el Ministerio de Economía y Finanzas, acompañado de consultores internacionales y la Asociación Bancaria de Panamá, Asociación Panameña de Aseguradores, Cámara Panameña de Mercado de Capitales y la Asociación de Abogados Internacionales.

De esta manera, indicó Zubieta, esperan mejorar la reputación internacional y lograr una regulación eficiente, además de revisar el marco tributario para residentes y no residentes de manera consistente con la estrategia y estándares internacionales y con una oferta fiscal atractiva, entre otros puntos.

Por su parte, el banquero y ex presidente de la Asociación Bancaria de Panamá Moisés Cohen consideró como buena iniciativa lo que se está planteando, sobre todo la creación de la figura de un mega supervisor como existe en otros países, potenciar también las figuras de “family office” y la creación de una dirección o entidad para promover la plataforma de servicios financieros.

“Panamá debe ser un centro donde las familias de Latinoamérica se sientan cómodas, puedan manejar sus patrimonios y testamentos  con seguridad para sus próximas generaciones, algo que hacen en Miami y Suiza, entre otros países”, dijo Cohen.

El banquero agregó que la creación de una entidad para promover la plataforma de servicios financieros es sumamente importante y se debe tener una autoridad, ya sea una secretaría o un ministerio, porque los servicios que representa Panamá son más importantes que otros sectores que están representados en un ministerio.

Esta entidad se encargaría no solo de promover los servicios internacionales, sino también de dar a conocer todo lo que hace el país en el tema.

Algunos detalles

Se va a incluir dentro del análisis la revisión de la oferta de servicios:

En la banca privada y el ejercicio de sociedades gestoras de fideicomisos: se crean con la finalidad exclusiva de actuar como fiduciario de un único “trust”, o de un conjunto de “trust” conectados por relaciones familiares.

Las sociedades de gestión familiar y/o “family offices”, que es una figura legal que se pueda utilizar exclusivamente por familias o agrupaciones de personas con intereses patrimoniales comunes.

Además, se revisarán las fundaciones de interés privado, las cuales requieren una actualización y se propone “clarificar” los límites de sus actividades comerciales, la dualidad acta fundacional-reglamento debe ser reconsiderada en profundidad, entre otras consideraciones.

El MEF considera que si se logra la creación de un marco normativo flexible, apropiado y con incentivos adecuados en las figura de los “family offices” podría establecerse en Panamá un centro asegurador, la industria de fondos de inversión y relacionadas y los centros internacionales de pagos.

Como se mencionó arriba, se contempla la reforma de las autoridades de supervisión y se crea un mega regulador. Esta propuesta ha sido contemplada en varias ocasiones, incluso durante la revisión de la ley bancaria en 2008.

Zubieta señaló que de todas las opciones revisadas se observa que la opción por la que se decantan más jurisdicciones comparables -y en particular Singapur, Hong-Kong y el Gran Ducado de Luxemburgo- es la denominada “modelo mega”; es decir, la integración plena en una única agencia de los tradicionales supervisores de banca, valores y seguros.

Pero además dentro de la plataforma se deberá crear una dirección especializada en la innovación, particularmente de FinTech, otra dirección que promocione, como ya existe en muchas de las jurisdicciones, un centro internacional societario y comercial, un domicilio y residencia fiscal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *