Autoridad Marítima De Panamá Repatrió A Marinos Ucranianos, Cuyo Barco Fue Abandonado Por Sus Propietarios En Venezuela

La Autoridad Marítima de Panamá llevó a cabo la repatriación de los tripulantes del buque de bandera panameña PAN PROSPERITY con IMO N° 9125152, el que fue abandonado cerca del Puerto de Guanta, República Bolivariana de Venezuela.

La queja laboral de los tripulantes del buque PAN PROSPERITY fue recibida en el Departamento de Asuntos Laborales Marítimos de la Dirección General de la Gente de Mar el día 1 de marzo de 2017. Al iniciar las investigaciones se confirmó que a bordo del buque se encontraban 14 tripulantes de nacionalidad ucraniana.

De inmediato la Autoridad Marítima de Panamá realizó los contactos necesarios con los representantes Diplomáticos de la República de Panamá en Grecia, lugar donde se encuentran las oficinas de los operadores del buque. Al no obtener respuesta por parte de los operadores ni de los propietarios, la Dirección General de la Gente de Mar inició el proceso de repatriación de toda la tripulación en cumplimiento de lo establecido en la Regla 2.5 del Convenio sobre el Trabajo Marítimo, 2006 de la Organización Internacional del Trabajo.

El proceso de repatriación se realizó en conjunto con las autoridades de puertos de Venezuela, específicamente con el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos, quienes  apoyaron y colaboraron con la Autoridad Marítima de Panamá facilitando el desembarco de los tripulantes en su territorio para luego ser trasladados hasta el Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolivar en Caracas, Venezuela. También participaron en éste proceso, el Embajador de Panamá en Venezuela, Su Excelencia Miguel Mejía y el Cónsul Honorario de Ucrania en Venezuela, los cuales prestaron su asistencia en tan delicado trámite.

Los tripulantes partieron el día domingo 26 de marzo de 2017 con rumbo a Odessa Ucrania, lugar donde se encuentra el hogar de los catorce marinos. La Autoridad Marítima de Panamá, a través de su representante diplomático en Venezuela, hizo entrega de un viático para cada uno de los navegantes, con lo cual se garantizó su alimentación hasta su llegada a Odessa, Ucrania.

Con esto, la República de Panamá, cumple una vez más con sus deberes como Estado de abanderamiento, dando fe del compromiso adquirido con la gente de mar y la comunidad marítima internacional al ratificar el Convenio sobre el Trabajo Marítimo, 2006, el cual rige a bordo de todos los buques de bandera panameña de navegación internacional desde el 20 de agosto de 2013.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *